Para vosotros…

Las emociones no se pueden explicar con palabras. Esa es mi deducción después de desechar varios borradores de esta entrada. Éste es un post personal, muy personal, para homenajear a  aquellos que marcaron mi vida y aquellos que la siguen marcando: mis profesores y mis alumnos.

No debemos dejar de aprender, pero tampoco debemos dejar de enseñar. Todos tenemos algo que enseñar, y,  no me refiero a la teoría pura y dura. Mis recuerdos sobre mis profesores favoritos no se basan en datos, teorías o powers points llenos de colorines. Se basan en pasión, en cercanía y en esa extraña cualidad que tienen algunos de hacer lo difícil tremendamente fácil.

Mi profesión me hace muy feliz, aunque suene cursi. Me emociona el interés de algunos alumnos por la materia (los menos, ya que es un hueso duro de roer…) y cada día abro mis foros esperando respuestas del estilo de “Ahora sí que lo he entendido!” o “Ese ejemplo tuyo es genial!”. Y antes de cada clase, durante años, me ponía nerviosa y canturreaba la misma canción, al estilo de Rocky antes de subir las escaleras del Museo de Arte de Filadelfia.

No quiero dejar de ser así. No quiero dejar de rezumar pasión por lo que enseño. Pero es un peligro llamado “Habituación” (mis alumnos saben bien de lo que hablo…). No quiero que se me encoja el corazón cual Scrooge en el Cuento de Navidad de Dickens. Y menos si eso implica que en Navidad se me presentarán los fantasmas de mis alumnos pasados, presentes y futuros…;P.

Así que antes de que eso ocurra, dejo aquí mi tributo: A MariCeli, por enseñarme a leer con el gato Michin; a Jose, del que me enamoré a los 12 (todos nos hemos enamorado de algún profe, no lo neguéis…); a Fernandito, cuya pasión me hizo matricularme de una carrera equivocada… Y a HM, que apostó por mi y lo sigue haciendo. Ellos tienen la culpa de lo que soy.

Y a mis padawans, gracias. A TODOS. Por no dormiros en mis clases, por echar de menos mis power points de Pocoyó, por seguir en contacto conmigo, por ser críticos y/o sinceros… He aprendido y sigo aprendiendo tanto de vosotros…

P.D. Evidentemente, dedicado a mis, en total, casi 15000 alumnos (que se dice pronto…), presentes y pasados. Y a los futuros, que no saben lo que les espera…XD

P.D. Evidentemente también, a mis contemporáneos de la enseñanza, cuya pasión ha sido contagiosa para mí (FB, MAV, OP, JP…)