No me mires, no me mires, no me, no me, no me mires…

dos caras2Os haré tres simples preguntas:

1. Si os cargaseis a un tipo por error, ¿en cuál de  estos hombres de la derecha confiaríais para que os ayudase a esconder el cadáver?

2. Y si tuvieseis que elegir a uno de estos dos de ladoscaras izquierda como vuestro proctólogo, ¿a cuál elegiríais?

Lo sé, todavía no me he vuelto loca, os he dado a elegir entre los mismos dos sujetos. ¿Habéis elegido al mismo como cómplice y proctólogo o, extrañamente, habéis cambiado de opinión? La respuesta, después de la publicidad…

Pero dejadme que os haga la última pregunta:

3. ¿Os fiaríais de éste, aparentemente despreocupado y feliz, jovenzuelo?Braga 2010- 18- Karel Kleisner 1

Yo evidentemente sí. De lo contrario, en vez de estar hoy aquí escribiendo ésto estaría tratando de esconder un cadáver.

Karel Kleisner, investigador de ojos azules de la Facultad de Ciencias de la Charles University de Praga, cansado de que sus jefes no se fiasen de sus estudios científicos decidió darles una razón de verdad para desconfiar: el color de sus ojos.

Para ello utilizó las fotos que os he mostrado y le pidió a 250 inocentes checos que  indicasen cuales de aquellas personas les infundían menor confianza. Vamos, a quienes de ellos no elegirían cómo masajistas para sus novias.

Y he aquí el grito unánime de los checos puestos en pie enarbolando sus banderas de la desconfianza: ¡¡¡No te fíes nunca de un ojos azules!!!

Efectivamente, este estudio demuestra que las personas de ojos claros somos percibidas como menos fiables comparándonos con aquellos que tienen los ojos marrones.

meganPor fin comprendo tantos misterios de la vida… Ahora sé porqué todos los príncipes Disney tienen ojos oscuros, porqué el marido de Megan Fox no la deja sóla ni en el supermercado y porqué mi madre nunca me creía cuando le decía que me iba a la biblioteca a estudiar.

garyPero unos ojos expresivos siempre van acompañado de una cara (salvo si eres Gary…) y la forma de ésta también correlaciona con la confianza percibida.

Los hombres con caras más angulosas y mentones más alargados, la boca más estrecha y los ojos más pequeños son percibidos como menos dignos de confianza.

Por el contrario, aquellos con mentón más redondo y la boca y los ojos más grandes parecen perfectos para guardar todos tus secretos.

Asi que ahora, ¡escoged bien entre vuestros amigos aquellos de ojos oscuros y cara redondeada e id corriendo a esconder ese dichoso cadáver!

Y hasta aquí mi pequeña lección de anatomía de la confianza. Sinceramente, no sé si creerme este estudio científico, teniendo en cuenta que lo ha hecho un ojos azules de cara alargada.123

Por otra parte, quizá no os debiera haber dado pruebas científicas que apoyen vuestra hipótesis de que no soy de fiar. Pero todo esto en confianza, ¿eh?.

Artículo original: Kleisner, K., Priplatova, L., Frost, P. & Flegr, .J (2013). Trustworthy-Looking Face Meets Brown Eyes. PLoS ONE 8(1).

P.D. Gracias a mi fuente. Deduzco que fiable, por sus bonitos ojos marrones.